reflexiones anecdotas parabolas pensamientos poesiasyoraciones espiritualidad centrodeespiritualidad edeca edecam correo enlaces


   

Dejar a Dios ser Dios 

Hay almas que, en vez de dejar actuar a Dios, antes estorban a Dios por su indiscreto obrar, hechas semejantes a los niños que queriendo sus madres llevarlos en brazos, ellos van pateando y llorando, porfiando en ir ellos por su pie, para que no se pueda andar nada, y si se anduviera, sea al paso del niño. 

San Juan de la Cruz 

   El camino espiritual consiste en dejar a Dios que obre, que actúe, es decir, en no estorbar a Dios. Cuando el ser humano no pone cortapisas a Dios, sino que se mantiene en una pasividad activa, Dios transforma todo su ser para que corra hacia Él y llegue a su plenitud, quedando la persona semejante a Dios y actuando como El lo hace. 

   El tiempo es oro y lo es también en la vida espiritual. Hay muchos jóvenes y adultos que se han decidido a caminar con Dios; pero quieren ir a su aire, a su paso, a su antojo, queriéndoles Dios llevar en brazos, al paso de Dios, no adelantan nada porque son como los niños que quieren ir ellos caminando a pie, pateando y porfiando. No se dejan llevar por Dios. ¡Cuánto tiempo se desperdicia en este patear y porfiar! ¡Cuántas energías se gastan!. 

   La Subida al Monte Carmelo, a Dios es muy fácil cuando uno se abandona y permite que Él actúe. La iniciativa y la obra principal la hace el Creador; Él es el principal agente y el principal amante que está empeñado e interesado en que la persona se libere, se vacíe totalmente, para poder quedar sólo Él. Quien deja actuar a Dios, quien no lo estorba, camina al paso de Dios. 

Para ver el Blog del P. Eusebio: http://lafuentequemana.blogspot.com/